Durante las últimas décadas, el ácido glicólico se ha convertido en uno de los activos más populares del mundo. Gracias a su alto poder de penetración en la piel y su bajo peso molecular, se ha utilizado en formulaciones anti-edad, exfoliantes, blanqueantes, anti-acné, líneas para hombre y un largo etc…
Sin embargo, casi tan longeva es su utilización como la discusión sobre si debe utilizarse en forma de ácido puro, con riesgo de causar irritación, o tamponado, con la consiguiente pérdida de eficacia.

GLYCOGRADE es un tratamiento que permite aportar ácido glicólico puro a la piel de forma gradual, para conseguir una renovación celular profunda, pero segura.