Hay varios factores que provocan nuestro envejecimiento facial. Ya sean hereditarios, ambientales, cambios fisiológicos o por la misma naturaleza de la piel, dichos factores hacen inevitable la aparición de arrugas o líneas de expresión a partir de los 30 años.
Además, hay otros factores físicos, que efectuamos inconscientemente, como las expresiones, fruncir el ceño, la posición en que dormimos, etc… que provocan una contracción de los músculos faciales que con el tiempo se forman las arrugas o líneas de expresión tan indeseadas.

ULTIMA consigue minimizar la contracción muscular y en consecuencia reducir la formación de líneas de expresión y atenuar las arrugas, gracias al uso de la molécula Argireline y del Extracto de Caviar.

CATÁLOGO